Educación sobre control de la iluminación

LED

La tecnología LED está mejorando rápidamente y muchos productos LED ya se están posicionando como una alternativa para ahorrar energía en aplicaciones comerciales y residenciales.

¿Qué es un LED?

Un LED (diodo emisor de luz) es un dispositivo semiconductor que produce luz cuando recibe flujo de corriente eléctrica. El dispositivo se puede fabricar en diversas temperaturas de color. Para fines de iluminación general, los LED se agrupan luego en una matriz de LED (también llamada motor de luz LED). Esta matriz combina múltiples chips LED para formar una fuente de luz completa que produce una salida de luz equivalente a un foco.

Las matrices LED se integran a una luminaria o un foco LEDi (con una base Edison atornillable).

LED icon

¿Qué ventajas tiene el uso de LED?

Garantiza el ahorro energético: las fuentes de luz LED ofrecen ventajas duraderas, son respetuosas de la ecología y pueden minimizar los costos de energía en su hogar o negocio mediante el uso de 15 a 20 vatios para reemplazar a los 100 vatios incandescentes.
Reduce los costos de mantenimiento: atenúe los LED para prolongar la vida útil del producto y reducir los costos de mantenimiento.
Maximiza las opciones de diseño: transforme su medio ambiente visual con colores y niveles altos e impactantes de LED.

¿Por qué es importante el control de LED?

A medida que la utilización de fuentes de luz LED se amplía y su uso se extiende a la iluminación general, (ya no solo utilizada para destacar) es más importante que nunca que estas fuentes sean controlables.

En el hogar, el consumidor espera que su fuente de luz sea como un foco incandescente, lo que significa que sea completamente atenuable a menos del 1%. Desde el punto de vista comercial, las luces atenuables son críticas para el ahorro de energía y para aumentar la productividad.

Los productos LED deben garantizar que su rendimiento de atenuación cumpla con las expectativas del cliente y deben especificar con qué atenuadores son compatibles y el nivel mínimo al que pueden ser atenuados.